domingo, 28 de octubre de 2012

Los que caminan (sexta parte)



                                   X
Cinco minutos después de la última grabación…
Justo en este momento subo los peldaños de la escalera. Grabo esto para escuchar mi propia voz y ayudarme a vencer el miedo. La luz de mi lámpara no alumbra tanto como me gustaría, pero tendrá que bastar. La palma de mi mano está tibia y húmeda en el área que envuelve la empuñadura del arma. Un objeto cae pesadamente unos metros delante de mí. ¡Dios, es una de esas cosas, no, son tres, y vienen hacia aquí…!

XI
Quince minutos después…
Logré escapar. Esos monstruos son lentos, demasiado lentos, con suficiente espacio es fácil esquivarlos. Ahora me encuentro dentro de una oficina que gracias a Dios se encontraba abierta. Empotre la puerta con un escritorio y un archivero. Aquellas cosas parecen no tener suficiente inteligencia como para intentar abrirla, tan sólo golpean una y otra vez la madera y gimen, siempre gimen. Estoy a salvo, pero encerrado, únicamente hay una salida y ellos están allí. Quizá si espero lo suficiente esas cosas se irán.

No hay comentarios: