lunes, 6 de mayo de 2013

Reseña: Bioshock: Rapture



 
Puede ser que todavía haya quienes consideren que los juegos de video carezcan de un sustento narrativo lo suficientemente interesante como para justificar el gastar una considerable cantidad de tiempo frente a una consola. Pues bien, dentro del cada vez más grande y complejo mundo de los videojuegos nos encontramos con narrativas tan simples y básicas como el ir del punto A al punto B, derrotar a un dragón y rescatar con ello a una princesa, a situaciones prácticamente imposibles en la que la manipulación del tiempo-espacio y la teoría del caos nos presentan historias que dejan a más de uno rascándose la cabeza preguntándose qué es lo que acaba de suceder.
      Ejemplos de esto último hay bastantes, pero como este es un blog de literatura y no de videojuegos no ahondare en ello. Sin embargo, como las barreras entre las manifestaciones artísticas son cada vez más difusas, en esta ocasión vengo a hablarles sobre una novela que surge del mundo de las video consolas y que expande un universo que me parece bien vale la pena llegar a conocer.
      En agosto de 2007 se puso a la venta un juego de video del tipo FPS (first person shooter) que combinaba una obscura aunque bella atmosfera artdeco con elementos de Rol, Supervivencia y Exploración, todo ello dentro del marco de una ciudad submarina utópica ya en plena decadencia llamada Rapture. El juego, de nombre Bioshock, fue aclamado tanto por la crítica como por la comunidad de videojugadores, pues este no sólo se limitaba a desplegar continuas situaciones de tensión y acción bellamente construidas digitalmente, sino que contaba también una gran historia de ciencia ficción, llena de matices y desarrollos sorprendentes.


      Por no arruinarle a nadie la experiencia de descubrirlo por sí mismo, no develare nada sobre la trama, la cual, por cierto, puede llegar a terminar sin darnos todos los datos que nos gustaría saber sobre la utopía (o distopía) que es la ciudad submarina de Rapture.
Para todos aquellos que deseamos expandir todavía más nuestra estancia en Rapture, podemos recurrir a la novela Bioshock: Rapture, del escritor John Shirley, en la que conoceremos las motivaciones que llevaron a la construcción de la ciudad y cómo esta brilló intensamente y se extinguió al poco por causa de la conflictiva naturaleza humana.


Dentro de las páginas de Rapture intimaremos con muchos de los personajes que sólo conocemos durante el juego a través de las pequeñas grabaciones de audio que vamos descubriendo, haciéndonos sentir que realmente tuvieron presencia e influencia en los escenarios de la ciudad sumergida.


No diré que la novela es sorprendente o que resulta innovadora, simplemente cumple con lo que promete, expandir el universo de Bioshock con un poco de contexto. Aun con eso puede ser del agrado de todos aquellos que disfruten con historias en las que tienen cabida lo utópico, lo distópico, lo ucrónico y la buena ciencia ficción.

Características
Titulo: Bioshock: Rapture
Autor(es): John Shirley
Tema: Ciencia ficción
Editorial:
Edición:
Año: 2011
ISBN:
Paginas: 332
Precio:

Lo mejor
Retrata bastante bien el universo de Rapture, sumergiéndonos en la génesis, desarrollo y posterior caída de esta utopía supercapitalista. Muy recomendable para quien busque saber más sobre la ciudad sumergida y la gente que la hizo posible.

Lo peor
Aunque como obra narrativa cumple bien con su cometido, puede perder puntos si no se es seguidor del videojuego al ser un producto derivado directamente del mismo. No está a la venta en formato físico en Latinoamérica.

No hay comentarios: