martes, 25 de junio de 2013

Índice Onomástico de La delgada figura de un caballero




Éste índice, en el cual se hace puntual referencia a todos los nombres y lugares que aparecen en el escrito, fue creado para ayudar al lector interesado a adentrarse todavía más en el universo creado en el relato.



221b BAKER STREET. Durante un tiempo fue hogar del oftalmólogo y escritor Arthur Conan Doyle. Posteriormente albergó a un doctor de apellido Watson y a un peculiar amigo suyo, cuyo hermano aseguraba trabajar para el gobierno británico.


ABBERLINE, Frederick George. Inspector de la Policía Metropolitana de Londres y uno de los clientes frecuentes de Cooper. Fue el encargado de la investigación de los homicidios de Jack el Destripador y por algún tiempo, sospechoso de ser el asesino. Nunca simpatizó mucho con Cooper, pero respetaba sus capacidades deductivas. Murió a los 86 años de edad debido a una fuerte indigestión, curiosamente un día después de haber soñado con un tal Randolph Carter.


ABBEY ROAD. Avenida de Londres. Cooper estuvo a punto de chocar contra cuatro músicos que cruzaban descuidadamente esa vía. Bastantes años después, cuatro músicos diferentes cruzarían esa misma avenida con resultados completamente distintos.


AGENCIA DE DETECTIVES PINKERTON. Organización fundada en 1850 por Allan Pinkerton. Durante años ofrecieron servicios policiales, de espionaje, seguridad y, primordialmente, como mercenarios y rompehuelgas. En su época de máximo apogeo contaron con un gran poder y tenían dentro de sus filas a más operativos que el ejército norteamericano. Tuvieron cierta injerencia en México durante el gobierno del dictador Porfirio Díaz y por un tiempo algunos de sus miembros fueron los encargados de la seguridad del presidente Abraham Lincoln, mas si estuvieron o no implicados en su asesinato, es algo que el lector podrá descubrir en uno de los futuros escritos del autor. Su lema era: “Nunca dormimos”.


BRODIE, Benjamín. Uno de los más famosos médicos del Imperio Británico. Basándose en notas y prototipos de Mary W. Godwin, pudo fabricar los primeros componentes anatómicos artificiales e implantarlos con éxito en un ser humano.


BROOKS, George. No se menciona su nombre en el relato, pero es el primer steaman en aparecer en escena. Tenía serios problemas económicos y esperaba pronto cerrar un importante negocio. Su muerte desata eventos que ninguno de los protagonistas podía prever.


CHARLES, Darwin. Biólogo. Entre otras cosas, postuló la teoría de la especialización y evolución de las especies. Según su pensamiento, los hombres descendían de los monos. A los hombres no les gustó saber esto. A los monos tampoco.


CHESIRE STREET. Calle donde se encuentra la relojería White Rabbit. Los vecinos del lugar afirmaron ver en varias ocasiones la figura de un gato, el cual les sonreía antes de desaparecer entre las sombras.


CONAN, Arthur Doyle. Oftalmólogo con pretensiones de escritor. Quedó sumamente sorprendido por los métodos deductivos de Cooper, en los cuales se basó para inventar historias sobre un detective consultor de nombre Sherlock Holmes. No faltan quienes aseguran que tuvo éxito en su empresa.


COOPER, Alexander. Investigador privado. Trabajó para la Agencia de Detectives Pinkerton, hasta que decidió independizarse y probar suerte en la ciudad voladora de New London. Donde después de pasar por varias penurias vivió una curiosa aventura, tras la cual abandonó la ciudad para establecer un despacho en Nueva York. En 1968, un descendiente suyo, de nombre Harry, falleció junto con su familia en el sótano de una casa durante un incidente de muertos vivientes. Otro de sus descendientes, un brillante, aunque excéntrico físico teórico, vive y trabaja actualmente en la ciudad de Pasadena, California.


DODGSON, Charles Lutwidge. Dueño de la afamada relojería White Rabbit. Célebre matemático al que se le atribuyen historias extrañas de fantasía. Según una carta encontrada por el mitógrafo creativo López Aroca, fue maestro de James Moriarty.


EAST END. Zona de la parte este de New London, cuyo principal distrito es Whitechapel, donde el asesino conocido como Jack el Destripador cometió sus crímenes. A sus habitantes se les llama cockneys.


GODWIN, Mary W. Mujer liberal donde las haya. Tuvo una hija a la que se le atribuye la escritura de una novela clásica. Junto con Benjamín Brodie, creó los componentes anatómicos artificiales, uno de los más grandes avances tecnológicos del siglo XIX.


HYDE, Edward. Sastre. Aunque talentoso, su aspecto inquietante y mal carácter nunca le permitieron sobresalir en sociedad. Compartía habitaciones con un respetado doctor de apellido Jekyll, con quien desapareció después de un tiempo sin que jamás fueran vistos de nuevo.


IRONS, Patrick. Opera de forma anónima en el relato y tuvo la mala fortuna de detener una de las balas del LeMat de Cooper con la cabeza. Amaba en secreto a Jackeline Ripley.


LEATHERMAN, John. En el escrito no se menciona su nombre, pero es el primer pistolero que Cooper derriba. No tenía ningún familiar en New London, así que nadie echó de menos su ausencia.


LEMAT. Revolver. A pesar de lo que podría suponerse por el nombre, ésta variedad de revolver fue fabricada en Filadelfia y no en Francia (durante los años 1856 – 1865). A diferencia de la mayor parte de las armas de fuego de su tiempo, el LeMat tenía una capacidad en el tambor para 9 proyectiles, más un tiro extra de postas para un cañón oculto debajo del principal. Era calibre .44 y no se le consideraba muy preciso en largas distancias, aunque era letal a pocos metros. El arma favorita de Cooper.


LOUIS & STEVENSON, Sastrería: celebre negocio ubicado cerca de Picadilly Circus. Se cuenta que entre sus clientes se encontraba un sujeto llamado Long John Silver, quien no queda muy en claro si fue pirata o cocinero, aunque decía temerle al Capitán Garfio.


MORIARTY, Profesor. Matemático. Dependiendo a quien se le pregunte, genio o criminal. Tal vez ambos. Tuvo algunos roces con un famoso detective. En sus ratos libres se dedicaba a compartir sus conocimientos. La materia de los mismos, es libre de especulación.


NEW LONDON. Ciudad flotante. Capital del Imperio Británico. Su majestad Victoria, un buen día decidió que no era suficiente para ella el gobernar sobre las aguas, así que decidió que lo haría sobre las nubes. De éste modo se comenzaron los preparativos para elevar la ciudad de Londres gracias a gigantescos globos de aire caliente, un verdadero triunfo de la ingeniería y la ciencia de aquel entonces. Toda su tecnología funcionaba a base de vapor, incluyendo las grandes turbinas que elevaban la metrópoli entera. Fue renombrada como New London en el año de 1862. Hay muchas historias que podrían contarse sobre éste magnífico lugar, como la que relata lo ocurrido cuando la ciudad sobrevoló unas montañas sin nombre en la Antártida. Sin embargo, éste no es momento ni el lugar para ello.


NICHOLS, Mary Ann. Prostituta. Estuvo en el peor lugar y en el peor momento.


PIPET, William. No se menciona su nombre, pero era el secuaz gordo con la placa de cobre en el cráneo. Él no lo sabía pero tenía un medio hermano viviendo en los Estados Unidos, cuyo hijo desapareció misteriosamente en una localidad llamada Dunwich.


POLICÍA METROPOLITANA DE LONDRES. Básicamente otra denominación de Scotland Yard. Cuerpo policial encargado de la seguridad y el orden en la ciudad de New London.


POTTER, Eliza. Aunque no se menciona en el relato, es el nombre de la casera de Cooper. Obesa y de carácter impertinente, la señora Potter no pudo conseguir un segundo marido tras el fallecimiento del primero, lo que seguramente explicaba su persistente mal genio. Algunos han querido relacionarla con un mago del mismo apellido, pero es bien sabido que la señora Potter falleció sin dejar descendencia. Nunca pudo cobrarle el último mes de alquiler a Cooper.


RIPLEY, Jackeline. Peculiar dama que oculta mucho más de lo que muestra. Gustaba del teatro, los callejones obscuros y la ropa de caballero. Cooper tiene un poco satisfactorio encuentro con ella en algún punto del East End. No tiene el menor parentesco con Robert Ripley. No obstante, un viajero del tiempo, de nombre Philip J. Fry, asegura que una descendiente suya será en el futuro lejano la única sobreviviente, de una tripulación de siete personas, del ataque de una bestia alienígena.


SHOREDITCH. Barrio de clase baja de New London. Cooper abrió allí su oficina como investigador privado. Nada demasiado relevante ocurrió jamás en ese lugar.


STEAMAN. También llamados despectivamente Steamys. Son seres humanos que han modificado o alterado ciertas partes de sus cuerpos con los componentes anatómicos artificiales inventados por Mary W. Godwin y Benjamín Brodie, los cuales funcionan por medio de vapor y complejos sistemas de engranajes. No son bien vistos por muchos de los habitantes de New London. La tensión entre ambos grupos es tanta, que una potencial guerra civil en la ciudad es inminente.


WHITE RABBIT. Relojería. Propiedad de Charles Lutwidge Dodgson. Cooper jamás compró un reloj allí.


WOODCOCK, Philip. No se sabe dónde lo hieren ni si realmente murió en el East End, aunque se presume que así fue. Era inteligente y no carecía de atractivos, pero no hizo realmente nada memorable con su vida. Tal como sucede con el resto de los pistoleros, no se menciona su nombre en el escrito.

No hay comentarios: