sábado, 31 de diciembre de 2016

Balance anual de lecturas

El 2016 se acerca a su fin y, como ya es tradición, comparto con ustedes un listado de las lecturas que más disfruté durante este año. Así que sin más preámbulos, y sin ningún orden en particular, vayamos allá:


La sombra de Pan, de Sergio J. Monreal
Pastiches de Sherlock Holmes y de la obra de Lovecraft los hay a montones, pero pocos como La sombra de Pan. La premisa es la ya conocida por todos. Al gran detective se le comisiona resolver un caso en una apartada finca ubicada en un tétrico escenario, el cual poco a poco va revelando su verdadera naturaleza y la de los habitantes que la pueblan.
En la mejor tradición de las novelas de Sherlock Holmes, éste aparece poco en escena y resuelve el caso. Hasta aquí nada que no hayamos visto antes, pero en el inter nos encontramos con una de las mejores interpretaciones del doctor Watson y con una de las más brillantes disertaciones acerca del horror cósmico de boca de un Sherlock Holmes en todo lo alto. Una verdadera joya difícil de encontrar.


El susurro de las flores marchitas, de José Miguel Cuesta y José Rubio
Pocas son las novelas de género z que hoy en día destacan, y me parece que El susurro de las flores marchitas es una de ellas. No es que tenga un argumento destacable o que aporte alguna novedad, de hecho la trama es un regreso al zombi clásico, al que es producto de la más negra hechicería caribeña, lo que siempre tiene su encanto. En síntesis, la historia nos presenta a un detective de lo paranormal muy al estilo de Thomas Carnacki en una Nueva Orleans muy bien construida y ambientada, quien va tras la pista de un peligroso hechicero relacionado con la desaparición de varias adolescentes.
No se trata de una lectura sorprendente, pero sin duda es muy entretenida.


Xanto. Novelucha libre, de José Luis Zarate
Xanto es una novela curiosa. Es una novela de coloridos enmascarados y horrores tentaculares de más allá del tiempo. Es una novelucha libre.
Si en Estados Unidos tienen a la Araña o Doc Savage y en España a el Coyote, aquí en México tenemos a El Santo, nuestro héroe pulp por antonomasia, que a diferencia de otros fue un hombre de carne y hueso elevado a cuotas imaginativas que rayan en lo psicodélico. Como suele suceder en estos casos, los derechos del personaje se encuentran más resguardados que la receta de la Coca Cola, por lo que éste, aunque presente en el imaginario, tristemente se desperdicia.
Por fortuna, hay quienes no se quedan de brazos cruzados ante circunstancias así, y es por ello que existen personajes como el Xanto, el gran luchador héroe de las multitudes, quien, por circunstancias que no develaré aquí, debe evitar que un horror lovecraftiano haga lo que mejor sabe hacer: corromper y consumir nuestra insignificante existencia. Una novela muy, muy recomendable.


El Necronomicón: un comentario, de Luis G. Abbadie
En el mejor estilo mitológico creativo, Abbadie nos ofrece un estudio muy detallado, interesante y erudito sobre el más famoso de los libros prohibidos, repleto de referencias y datos, algunos de ellos bastante obscuros, que harán las delicias de quienes disfrutamos de este tipo de juegos literarios. Una joyita que no debería faltar en ninguna biblioteca lovecraftiana.


True detective. Antología de lecturas no obligatorias, de varios autores
La primera temporada de True Detective fue una gran experiencia que tuvo su cierre de oro con este libro, una genial recopilación de ensayos y relatos alrededor del universo de la serie. La recopilación contiene viejos conocidos de quien suscribe, Lovecraft, Chambers, Nietzsche y Schopenhauer, lo que siempre es un gozo, pero además tiene gratos descubrimientos: Hammett, Bolaño y Barron, a quienes tendré cuidado de seguir en un futuro.
Se sea o no fan de la serie, True detective. Antología de lecturas no obligatorias es, contradiciendo su título, una verdadera lectura obligada.


Archetypal Magazine, de Alberto López Aroca
No contento con haber construido uno de los más ricos e interesantes universos mitológico creativos de los que tenga noticia, López Aroca se dio a la tarea de inventarse un multiverso donde todo, absolutamente todo parece poder ocurrir y caber al interior de una revista imposible.
Podría decir mucho sobre las bondades de Archetypal Magazine, pero siento que me quedaría corto, así que lo mejor será limitarme a recomendar su lectura, sin lugar a dudas una de las mejores del año.


Tom Z Stone, de Joe Álamo
Tom Z Stone es uno de mis detectives favoritos, y su primera aventura una de mis novelas z preferidas. Ya había tenido oportunidad de leer esta novela tiempo atrás, pero tras una racha de lecturas poco satisfactorias regresé a ella, disfrutándola todavía más que la primera vez.
No sólo se trata de una de las más originales historias zombies jamás escritas, también es una magnífica historia negra y una monumental cátedra sobre cómo narrar una historia entretenida y de calidad.


Sleepwatcher, de Luis Pérez de Sevilla
Esta es la primera novela del autor que tengo la oportunidad de leer y me ha dejado un agradable sabor de boca. Se trata de una historia muy bien narrada con sus buenas dosis de intriga y un par de momentos argumentales tan sublimes como aterradores que subsanan las pequeñas deficiencias en la trama.
Una satisfactoria historia que explora distintas facetas del horror.


Doctor Who. El loco de la cabina, de Doc Pastor
En este año al fin pude tener acceso al universo de Doctor Who, y como tantos otros antes que yo, quedé encantado con él. Por razones desconocidas, en este lado del mundo la serie se comenzó a transmitir desde su octava temporada, con el recientemente estrenado doceavo doctor, interpretado por Peter Capaldi, lo que nos dejó a los telespectadores con un abismal vacío de información sobre el pasado del personaje.
Si bien el libro de Pastor no es tal cual una enciclopedia, y en ocasiones se queda corto con una que otra información, es una muy buena obra de consulta hecha por un aficionado para aficionados, con suficiente información como para poner a cualquiera en sintonía sobre el interesante y alocado universo de Doctor Who.


Extraños eones, de Emilio Bueso
Ya en otras oportunidades he señalado el hecho de las escasas novelas de tinte lovecraftiano que pueden encontrarse en nuestro idioma, así como la inconstante calidad de las mismas.
La crítica ha dicho de Extraños Eones que es un rompe aguas en cuanto a literatura lovecraftiana se refiere. La reinterpretación de los Mitos que todo el mundo estaba ¿esperando? No sé si lo sea, casi estoy seguro de que no. Pero sí creo que es una obra que, con sus detalles, se lee de manera grata.
No me parece que esta historia, como siempre soberbiamente editada por Valdemar, expanda o aporte demasiado a los Mitos de Cthulhu, y ni falta que le hace, pues Extraños eones tiene suficientes meritos propios como para que cualquiera se acerque a su lectura, pasando un buen rato con ello.



3 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias por el comentario y lectura de Tom Z. Stone. Feliz año!

Luis Perez de Sevilla dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luis Perez de Sevilla dijo...

Muchas gracias por incluir el libro Sleepwatcher. Mucha suerte con tus proyectos.